RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

En el distrito de Islay, provincia de Mollendo, Departamento de Arequi-pa, al sur de Perú,  se viene desarrollando una paro general de la población del valle del Tambo, que dura cerca de 50 días con continuas moviliza-ciones de los agricultores, luchando en defensa de las tierras agrícolas, amenazadas por la ejecución del Proyecto Minero Tía María. 

El Valle de Tambo, tradicionalmente es considerado la despensa agrícola de Arequipa, lo que explica la participación de miles de pobladores luchando por la defensa de su hábitat natural, en defensa de la tierra.
Nuevamente una empresa  minera,  la transnacional  Southern Copper Corporation cuyos accionistas principales son la empresa mexicana G-Mex (grupo México) con el 75,1% del total del capital, mientras que el resto de los accionistas se reparten el 24,9% encontrándose la empresa francesa AXA, la inglesa Barclays, las estadounidenses JP Morgan Chase & Co, Legg Mason Inc., Merrill Lynch & Co, Phelps Dodge Corp., State Street Corp, y TIAA-CREF, entre otras, explotan a tajo abierto el cobre en la ciudad de Tacna, en el Sur del Perú, pretende expandir  su producción cuprífera  al  distrito de Islay, proyecto que pone en riesgo la agricultura de la zona y que afectaría a muchos sectores de la población arequipeña.
El Gobierno peruano presidido por Ollanta Humala, se ha caracterizado por desarrollar una política neoliberal en el aspecto económico, dentro de la cual la minería juega un rol central. El país ha sido entregado a la inversión foránea, siguiendo la tradición de los últimos gobiernos corruptos, como el de Alberto Fujimori, Alejandro  Toledo y Alan García.
La respuesta del Gobierno a la movilización de la población, ha sido el envió de más de 4.000 policías a la zona, incluyendo en el último contingente fuerzas especiales llamadas Sinchis de Mazamari, siendo una unidad policial preparada  para frenar la lucha contrainsurgente.
Es clara la estrategia del gobierno que pretende imponer por la fuerza el proyecto minero y no tiene descaro en mostrarse defensor de una trasna-cional contra su propio pueblo. Como era de esperarse la presencia de este contingente militar, apoyado por helicópteros y pertrechado con sus respectivas armas de fuego, ha causado ya, la muerte de dos pobladores. El último ha sido el obrero de construcción civil Henry Checlla Chura. Igualmente hay más de doscientos pobladores heridos, así como numerosos policías, producto de los incontrolados enfrentamientos.
La situación ha sido ampliamente desbordada debido a la intransigencia e insensibilidad del gobierno, incapaz de implementar soluciones favorables al pueblo. El conflicto del proyecto Tía María, no tiene otra solución que la expulsión de la Southern  del distrito de Islay, solamente esta medida podrá garantizar la preservación de las tierras agrícolas de la zona y traer la paz a la población que por siglos ha preservado sus tierras.
El pueblo peruano, sigue desarrollando sus heroicas luchas a lo largo y ancho del país. Hay una cadena de más de 180 conflictos sociales que desde Cajamarca, Cusco, Huancayo, Piura, Lambayeque, demuestran que nuestro pueblo, viene saliendo lentamente de las décadas de derrota estratégica que le impuso la burguesía y el imperio. El pueblo de Islay, no está solo en su lucha.
Hoy, las movilizaciones solidarias se producen en todo el país y en el extranjero.  Islay  cuenta igualmente con las redes internacionales de solidaridad, las cuales nos estamos movilizamos para que nuestro clamor y protesta en apoyo a  sus luchas,  contribuya a  poner freno a la política genocida del gobierno.
¡Ni un muerto más!   ¡Tía María no va,  e igual como ayer,  Conga no va!
Impulsemos mayores movilizaciones en todo el territorio y en todos los países solidarios con las causas justas de los pueblos!
Solicitamos al pueblo sueco y sus organizaciones la solidaridad con el pueblo peruano, en su derecho a una vida digna, en defensa de su tierra,  contra las políticas de las trasnacionales mineras y de todo tipo.
Oliver López
Tel.0736838096
Asociación de Peruanos en Suecia