RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

Me refiero a Igor Ursenco, escritor, poeta, traductor, teórico de la cultura, periodista de opinión y freelance políglota (idiomas: rumano, ruso, español, inglés y francés). Miembro del P.E.N. Club Romania (2013), Liceo Poético Español de Benidorm (2012), Unión de Escritores de Rumania (2012) y Unión de Escritores de República Moldavia (2010).

Multifacético artista que nació el 9 de febrero de 1971 en Nisporeni (República de Moldavia), y a quien conocí en el Festival Internacional del Oriente-Occidente  realizado en Rumania.
Sus textos fueron publicados en revistas, periódicos, portales electrónicos de la cultura y literatura de Rumania, Moldavia, Alemania, Irlanda, España, Hungría, Italia, Eslovaquia, Rusia, Canadá y Estados Unidos.
Catalizador del «movimiento neumático del texto», conocido también como un promotor del método crítico integrativo «Teo-he-retikon».
¿Que es el movimiento Teo-he-reti-cón?
Teo-he-retikon es una palabra inventada por mí para expresar un posible movimiento sobre-estético, es decir una actividad intelectual que combina al  mismo tiempo la teoría (del griego: la visión del Dios) y heretismo (del griego «haeresis»: opción, la elección de una cosa). Personalmente me gustaría creer que soy aún devoto a la celebración artística de la «alteridad espiritual». Eso es lo que me interesa a-hora mismo.
¿Qué premios has obtenido?
Soy receptor de premios nacionales y regionales (europeo) de poesía, historias cortas y ensayos críticos.
Además, hace algún tiempo tuve la oportunidad de ser finalista en la primera edición del Festival moldavo de música folk «Membrillo Amarillo» (1990), y de participar como actor secundario en la película protagonizada por Jeff Goldblum y Greta Scacchi: «One of the Hollywood ten» (Madrid, 2000).
¿Actividades fuera de tu país?
En el continente europeo he tenido la oportunidad de relacionarme con la gente de la Cultura de España, Irlanda, Italia, Hungría, Ucrania y Eslova-quia. Como tú ya sabes Galvarino, a fines de febrero tendré la oportunidad de viajar a América Latina donde he sido invitado a participar de la Feria Internacional del Libro de Mato Grosso do Sul-FLIMS (Brasil), lo cual abre nuevas perpectivas a mi trabajo en pos de la cultura.
¿Nombres de tus libros ?
Por ahora he publicado diez libros de varios géneros, entre ellos: tres poe-marios («El Monstruo Volante de Espagueti», «Apoptosium» y «Logos, Mi Padre: Mi Madre Imago»), dos libros de ensayos sobre la transcultura («Teo-e-retikon» y «EgoBesTiaR»), una colección de historias cortas titulada «S.T.E.P» y un guión dramático (películas y piezas de teatro) intitulado «La Retina Akashá».
Al final de octubre de 2012 fuiste designado para organizar el Instituto Cultural Rumano en Kiev (Ucrania) como Coordinador Adjunto. ¿Cómo te ha ido con esta designación?
Por ahora, Rumania y Ucrania pasan por una crisis política mayor y prolongada. Las cosas no están asentadas como debería ser entre vecinos. Afortunadamente, mi vida entera transcurre siempre sobre el «borde», sintién-dome de verdad como un «Ciudadano del mundo», con la intención de «trascender» la geografía cultural antagonista, poblada por autores «de cara pálida y piel roja» (Philip Rahv). Me preocupa en particular el Destino geo-cultural del Mundo, sabiendo que cualquier inflexión en el destino de cada uno de nosotros se refleja en el futuro ontológico de la Humanidad. Bastante para mí.
Como poeta, ¿eres un hombre comprometido políticamente?
Ni siquiera… poéticamente… no me gustaría ser comprometido  ¡mi señor! Es decir no hay poetas de izquierda o versificadores de derecha, sino sólo puedes ser un vate cárnico.
Nada más. Para mí, por ejemplo, Mi-chael Higgins, el actual Presidente de Irlanda, no es más un poeta genuino como sería en sus poemarios antes de implicarse en la vida política. Una persona íntegra no puede ser un shampoo  dos en uno, champú y acondicionador al mismo tiempo. Y no me lo tomo a broma, porque la entera historia de la humanidad nos demuestra que lo estético y lo político no han ido bien juntos  jamás. El vanguardismo europeo me demostró que cualquier Revolución (sea poética o ideológica) se devora a sus propios hijos. Por eso es muy peligroso que dejen materializar en la ideología y la política la óptima fantasía de un hombre que sea muy talentoso. A veces me pregunto qué hubiera sido de dos políticos más conocidos –Iósif Stalin (en la Unión Soviética) o Che Guevara (en América Latina)– si ellos no hubieran suspendido su carrera como poetas. ¿Sería mejor para nosotros en el Mundo? ¿o no? ¡Píenselo bien!
¿Tienes alguna declaración como artista?
El  «deber artístico» es reductible, obvio desde mi punto de vista, a la «rebelión especial» conforme a  Julia Kristeva. Es decir: la transgregación de las prohibiciones (el suprarealista Louis Aragon); la obsesión (el exis-tencialista Jean Paul Sartre) y la sustitución combinatoria (Roland Barthes, el teórico de la escritura).  
Sin embargo, además de estas tres dimensiones yo consideraría una cuarta, es decir el arquetipo heretical. Esto significa que «escribir» poesía, para mí, requiere luchar contra las «caras» espantosas de la «preconsciente-cárcel» y probar los «escenarios de la vida» al que –por algunas razones aún no reveladas a los mortales– nunca seré capaz de   acceder.
En todos mis escritos todavía sigo la filosofía de otro verso de mi primer libro de poesía y, al exceder el contingente de críticos aristotélicos, el lema de la vida misma: La Palabra podría ser mi amigo. Me implicaré con gozo en una conferencia sobre «La poesía como la sobrevivencia del Destino», o ponencia sobre la transculturalidad.
¿Cómo definirías la poesía?
La Poesía es el camino más corto entre dos subconscientes (del Autor a su Lector) que poseen conciencia.