RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

El vespertino Aftonbladet dio a conocer este sábado que la policía de seguridad sueca, Säpo, ha identificado al hombre de 35 años que dice ser simpatizante del partido Demócratas de Suecia, y que durante años ha acosado sexualmente a líderes políticos suecos. «El odio hacia mi persona es siempre sexista, racista y extremadamente ofensivo. El sólo hecho de que yo tenga que pensarlo muy bien, antes de figurar en los medios, denota que es una amenaza para la democracia», expresó Rossana Dinamarca a Aftonbladet.

Rossana Dinamarca, diputada del Partido de Izquierda, es quien ha sufrido la mayor cantidad de acosos, según delata la acusación.  
Gracias a que la policía de seguridad logró  identificar al individuo que durante años ha estado acosando a prominentes figuras del Partido de la Izquierda y del Partido Verde, se ha levantado una acusación en su contra, y se podrá llevar a cabo un juicio.
Durante años el hombre ha estado acosando sexualmente e intimidando a dirigentes políticos a través de mensajes de texto. Se trata de once militantes del Partido de Izquierda, tres del partido Socialdemócrata y uno del Partido Verde. Una de las más afectadas es la parlamentaria por la provincia de Västra Götaland, Rossana Dinamarca.
«Me siento muy bien de que por fin resulte algo en concreto luego de todas las acusaciones policiales que he hecho. Es una señal importante para aquellos que nos odian y piensan que pueden seguir haciendo esto tranquilamente sentados en sus escondites», dijo Dinamarca al vespertino.
Y explicó que el acoso en contra de ella se ha prolongado por un largo tiempo.
«Durante un tiempo no presenté acusación policial alguna, debido a que nunca conducía a ninguna parte. La policía incluso argumentaba: ‘esto es algo con lo que tiene que contar, cuando Ud. aparece en público y dice cosas’», expresó la diputada.
Pero según Aftonbladet, Rossana Dinamarca se decidió a retomar las acusaciones correspondientes debido al debate sobre el odio y el acoso, que surgió en Suecia hace unos años atrás. Durante este, las periodistas Maria Sveland y Anna Hedenmo hicieron públicas las amenazas y el acoso de las cuales eran víctimas.
La conductora del noticiario Aktuellt del canal estatal sueco, Anna Hedenmo, ha expresado en numerosas oportunidades que cada vez que ella hace alusión al partido racista Demócratas de Suecia, los correos electrónicos conteniendo amenazas y acoso le llueven.
«Yo pensé que esto no puede seguir así», dijo Dinamarca a Aftonbladet.
Y agregó que, debido al odio al cual está expuesta, en la actualidad lo piensa muy bien antes de participar en actividades públicas.
«Esto es una amenaza en contra de la democracia», sostuvo.
Su colega de partido, Linda Snecker, también ha sido acosada, informa Aftonbladet.
«Si buscas por mi nombre en Google, lo primero que encuentras son insultos sexistas. Esto ha estado sucediendo desde 2010, cuando yo era política en la Municipalidad de Norrköping. Desde entonces he recibido mensajes de texto», dice ella.
Ella se refiere a los mensajes conteniendo acoso sexual y amenazas.
Al igual que Rossana Dinamarca, Linda Snecker está contenta de que, por fin, las acusaciones policiales tengan consecuencias jurídicas.
El pasado fin de semana el Partido de Izquierda emitió un comunicado de prensa en el que declaraba lo siguiente:  
«Las amenazas y el acoso son un insulto a la persona y cuando sucede debido al rol político de ésta, es en última instancia, una amenaza a la democracia. Nos tomamos muy en serio lo que sucedió y es bueno que ahora se lleve a cabo un proceso judicial. Nuestra primera prioridad es apoyar a los afectados y salvaguardar la seguridad de nuestros funcionarios electos y del personal», dice Aaron Etzler, secretario del Partido de la Izquierda.
También se informó que el encargado de defender a las partes querellantes es el abogado Claes Borgström.