RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

Líderes del Paro Nacional Agrario en Colombia denunciaron este martes la estrategia del Gobierno de Juan Manuel Santos, que ha desplegado diversos dispositivos de seguridad en varios puntos de ese país sudamericano para evitar las masivas movilizaciones de los manifestantes, que demandan reivindicaciones sociales y el fin de las políticas neo-liberales.

El corresponsal de teleSUR en Colombia, Milton Henao, precisó que en la vía que comunica a los departamentos de Quindío, Risaralda, Tolima y Valle del Cauca (centro) la Policía Nacional y el Ejército activaron un dispositivo que obligó a los campesinos a regresar a la zona rural.

De acuerdo a Henao, los manifestantes alertaron sobre «esa estrategia del Gobierno Nacional, además del amedrentamiento, para evitar las concentraciones» en la segunda jornada de protestas en el marco del paro agrario.

En ese sentido, Henao destacó que «tuvimos la oportunidad de hablar con representantes del departamento de Caldas (centro), donde por lo menos 1.500 agricultores que se encuentran en la vía panamericana afirman que la represión por parte de las fuerzas del orden público ha sido masiva».

También resaltó que estas violentas acciones de coacción no han podido ser visibilizadas «porque los medios de comunicación no se han presentado en la zona y los alternativos han sido retenidos justo cuando registraban la represión en esa localidad, donde dos personas resultaron heridas por arma de fuego».

Por su parte, el corresponsal de teleSUR en Bogotá, Vladimir Carrillo, informó que el ministro del Interior, Fernando Carrillo, durante una rueda de prensa, aseguró que el paro agrario «está bajo control». Mientras que las organizaciones sociales denuncian las violaciones a los derechos humanos y a la protesta.

Entre tanto, los líderes de la movilización reiteraron su voluntad de diálogo para que representantes del Ministerio del Interior y de Agricultura se sienten a la mesa de negociaciones y discutan los cinco puntos de la agenda, que tienen que ver con el acceso a la tierra, la inversión social, la titularidad de los predios y políticas claras.

Una larga jornada de enfrentamientos y detenidos se vivió durante el primer día del Paro Nacional Agrario. Al menos 30 personas fueron detenidas por las fuerzas policiales en diversas regiones de esa nación sudamericana, según fuentes oficiales. Sin embargo, voceros agrarios hablan de unos 40 detenidos.

El pasado sábado, Santos había reiterado que la fuerza pública actuaría «con total contundencia» contra quienes cierren las vías durante el paro agrario. Advirtió que serán judicializados quienes fomenten la violación y los bloqueos durante la protesta.

La manifestación comenzó este lunes en la madrugada con el cese de actividades por parte de sectores cafeteros, arroceros, paneleros, paperos, cacaoteros, ganaderos, camioneros y mineros. Además de paralizar sus labores, emprendieron movilizaciones pacíficas por diversos sectores, siendo respaldados además por los transportadores de carga, trabajadores de salud y otros sectores del agro; cada uno con sus propias demandas.

Sobre la manifestación de este lunes, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) manifestaron su respaldo al Paro Nacional Agrario y pidieron al Gobierno de Juan Manuel Santos no criminalizar la protesta.

Este tipo de estallidos sociales manifiestan la grave crisis social que atraviesa Colombia y las fuertes políticas represivas del Gobierno de Juan Manuel Santos, que en lugar de sentarse a la mesa de negociaciones, estigmatiza a los manifestantes relacionándolos con grupos armados.