RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

A horas de su lanzamiento como precandidato a gobernador bonaerense, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, presentó su libro Conducción Política. Así Hablaba Juan Perón en la Feria del Libro junto a los candidatos porteños del Frente para la Victoria: el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

Fiel a su estilo, Aníbal criticó a los dirigentes de la oposición y afirmó que «hay mucho gil que se hace el peronis-ta». Al grito de «borom-bonbón borombon-bón/ ese es Aníbal/ gobernador», el jefe de Gabinete comenzó a hablar del libro, sin hacer mención a su lanzamiento como candidato, hecho que se producirá en el hotel NH Tango, ante unos 60 intendentes bonaerenses y varios dirigentes nacionales, según anticipan. «Nosotros no somos escritores, somos políticos que decimos nuestras cosas», arrancó Fernández pa-ra resaltar que «los hombres y mujeres del Gobierno no reniegan de su vocación por la cosa pública». En este sentido recordó las palabras de María Eugenia Vidal, quien una vez dijo que «no iba a ser vicejefa de Gobierno por-teño», sino que iba a «trabajar de eso».
De igual manera y sin nombrarlo cuestionó al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, al señalar que la responsabilidad de los militantes es que «la política no caiga en manos de impre-sentables» que «miran para el lado del oportunismo». El líder del PRO, Mau-ricio Macri, también se llevó lo suyo, cuando Fernández habló de aquellos que intentan mostrarse cercanos a las ideas de Perón y arremetió: «Hay mucho gil haciéndose el peronista, pero no hay gobierno más peronista que el de Néstor y Cristina».
Luego de repasar la trayectoria de Leandro N. Alem, el jefe de Gabinete también se refirió al dirigente radical Ernesto Sanz, al asegurar que el pre-candidato a presidente «se cagó en la histórica convención de Rosario y les entregó la UCR a los conservadores». El jefe de Gabinete fue haciendo un paralelismo entre fragmentos del Manual de conducción política de Perón y la actual coyuntura política, al establecer la necesidad de formar cuadros porque «nadie puede competir contra un pibe entrenado y conducido».
El candidato a jefe de Gobierno porteño, Mariano Recalde, marcó la «responsabilidad de capacitarse» y diferenció a los «tecnócratas» de los «cuadros técnicos con conciencia política y convicción». Asimismo, cuestionó a aquellos que se muestran con «un discurso progre» y a la hora de votar leyes progresistas, «o no las votan o las vetan». Finalmente, el presidente de Aerolíneas Argentinas destacó el protagonis-mo de Máximo Kirchner al señalar que «está más presente que nunca en la conducción de este movimiento político».
Por su parte, el primer candidato a legislador porteño, Carlos Tomada, observó que la obra de Fernández «no puede faltar en las unidades básicas porque apunta a la formación de cuadros». «Es un libro que marca los principios doctrinales de aquel pasado y los de este presente», detalló.
El presidente del Instituto Manuel Dorrego y coautor del libro, Carlos Caramello, también acompañó a Fernández en la presentación, y durante su exposición diferenció los términos conducción y liderazgo. «La conducción es algo colectivo, que trasciende; en cambio, el liderazgo es algo individual. La conducción no tiene precio, el liderazgo es financiable», fundamentó.