RT Kirigami - шаблон joomla Создание сайтов

Diputados, juristas y funcionarios en Nicaragua defendieron la soberanía del país en territorio marítimo del Caribe e invitaron a Colombia y Costa Rica a respetar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el litigio.


Durante la semana que concluye, diversos sectores expresaron  su desa-cuerdo con las autoridades de Bogotá y San José, que se niegan  a aceptar la sentencia emitida por la CIJ en noviembre de 2012, mediante la cual Nicaragua recuperó alrededor de 90 mil kilómetros cuadrados de mar territorial.
A juicio del experto en Derecho Internacional, Mauricio Herdocia, resulta acertada la decisión del gobierno del presidente Daniel Ortega de promover el diálogo y el entendimiento para resolver los desentendidos y hacer cumplir lo dispuesto por el tribunal de Naciones Unidas.
Representantes de Colombia y Costa Rica están ocupando el lenguaje del insulto y la confrontación, como «una vía de desahogo y una válvula de salida a una serie de situaciones internas» en cada país, consideró.
Caracterizada por una política internacional responsable, «Nicaragua no puede jamás hablar en otros términos que no sean los de la concordia, el diálogo,  la búsqueda del entendimiento», subrayó el estudioso del caso.
Herdocia recordó que los permisos de exploración petrolera otorgados por la administración de Ortega contemplan áreas jurisdiccionales, tanto en el Pacifico como en el Atlántico, por lo cual resultan infundados los reclamos ticos y colombianos por supuestas violaciones de los límites.
Tenemos la justicia de nuestro lado, de tal manera que no hay que desesperarse, ni caer en la provocación, recomendó.
Al decir del jurista Manuel Madriz, la administración de la mandataria costarricense Laura Chinchilla, al sumarse al planteamiento de Bogotá, está actuando en contra de los intereses del pueblo tico y de la región centroamericana.
Mientras el doctor Carlos Argüello, embajador de este país ante la CIJ, desmintió al canciller costarricense, Enrique Castillo, quien declaró que Nicaragua se retiró de un presunto diálogo bilateral en 2012 por cuestiones fronterizas.
Lamentó que San José continúe la añeja confrontación por unas 250 hectáreas de humedal en Harbour Head (zona limítrofe), mediante diferendo en manos de la CIJ, cuando eso puede resolverse conversando, como declaró el presidente Ortega, acotó.
La Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional decidió  promover en el Legislativo la aprobación de un decreto de respaldo al gobierno en torno a la situación con Colombia y Costa Rica.
Según apreció el diputado Jacinto Suárez, al frente del equipo, la defensa de las fronteras nicaragüenses en el mar Caribe trasciende ideologías, es una cuestión de dignidad nacional, y por ello todos los ciudadanos deben hacer causa común en la defensa de los derechos del país.